Epilepsia y tercera edad

Aunque la epilepsia afecta a personas de todas las edades, las personas mayores y los niños son los grupos de edad en los que con más frecuencia comienza una epilepsia. 

La incidencia de la enfermedad a partir de los 65 años supera a la incidencia en niños pequeños. Hoy en día, aproximadamente 48.000 – 50.000 personas de la tercera edad sufre epilepsia en España. 

Comorbilidad y causas

En relación a las causas de la epilepsia en personas mayores, sabemos que la enfermedad cardiovascular es la más identificada como causa principal.

Algunas se pueden atribuir a causas como Alzheimer, trauma, tumores, enfermedades sistémicas y metabólicas y uso de alcohol.

Pero en otros casos nuevos de epilepsia en pacientes mayores de 60 años de edad no tienen una etiología obvia.

El diagnóstico incierto de una etiología determinada genera una gran proporción de ancianos en quien el tipo de convulsión no puede ser clasificada, a diferencia de lo que ocurre con los pacientes jóvenes.

La comorbilidad en epilepsia se asocia a un peor estado general de salud, disminución de la calidad de vida, aumento de las necesidades de recursos sanitarios y, en último lugar, una mayor mortalidad.

Guía Epilepsia en el Anciano en GERIATRÍA – Sociedad Española de Geriatría y Gerontología

Acompañamiento y ayuda psicológica

Como para los casos de personas jóvenes que debutan en epilepsia, también para las personas más mayores es importante explicarles bien el diagnósticos y todas las precauciones y los cuidados necesarios. 

Sobre todo en los casos en que hay otras condiciones clínicas asociadas como el Alzheimer, puede ser que haya deterioro funcional y cognitivo de las personas.  

Es fundamental acompañar esta fase con cuidado y sensibilidad, para garantizar calidad y dignidad de vida, no sólo para la persona en cuestión, sino para el entorno familiar y los/las cuidadores.

Cuidar no es tarea fácil, y para hacerlo tenemos que asegurarnos que antes nos estamos cuidando bien a nosotros mismos. 

Recomendamos ayuda psicológica y terapias orientada a las funciones cognitivas, que pueden ayudar mucho para mantener controlada la epilepsia.