Hay muchos tipos de epilepsia diferentes y además cada paciente es único, por este motivo es importante comenzar destacando que los tratamientos siempre han de ser personalizados y ajustarse bien con el equipo médico correspondiente.

Una vez explicado este punto, podemos enunciar las siguientes posibilidades como las más habituales a la hora de tratar la epilepsia: