La epilepsia es un trastorno derivado del funcionamiento anormal de un grupo de neuronas (células nerviosas) que se produce de forma esporádica en una zona concreta del cerebro. Se manifiesta en forma de crisis recurrentes que pueden ser convulsivas o no, como en el caso de las “ausencias epilépticas”.

Según la definición de la International League Against Epilepsy (ILAE), se considera que una persona tiene epilepsia cuando sufre

“una alteración cerebral caracterizada por la predisposición permanente para generar crisis y por las consecuencias neurobiológicas, cognitivas, psicológicas y sociales derivadas de esta condición siendo posible su diagnóstico tras una crisis aislada (no provocada)”.

Se trata de una enfermedad crónica que puede controlarse en un alto porcentaje de casos, siempre y cuando esté bien diagnosticada y reciba el tratamiento adecuado.

700.000 personas en España

padecen o han padecido epilepsia a lo largo de su vida

más de 200.000 personas

tienen epilepsia activa

18 casos por cada 1000 habitantes

es la tasa de prevalencia de epilepsia en España

7 casos por cada 1000 habitantes

es la tasa de prevalencia de epilepsia activa

Son datos correspondientes a los preliminares del estudio Epiberia publicados a finales de 2013 (primer estudio epidemiológico poblacional sobre epilepsia realizado en España y coordinado por el neurólogo del Hospital de Torecárdenas en Almería, Pedro Serrano) http://www.hindawi.com/journals/tswj/2015/602710/